NOTICIAS -

ESCUELAS INFORMADAS Y ABIERTAS PARA LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

La ministro de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología, Ivonne Aquino ratificó las acciones en conjunto al Ministerio de Salud Pública para la prevención de las enfermedades respiratorias que tienen como pilares las escuelas abiertas y con campañas informativas al respecto. Además informó que se emitió una circular, hacia todos los centros educativos, con las recomendaciones correspondientes.

Dada la difusión de casos de diferentes tipos de enfermedades respiratorias en la comunidad misionera, de la que no son ajenas las comunidades educativas, el Ministerio de Educación continúa con las acciones coordinadas con Salud Pública para prevenir su contagio. Las principales medidas pasan por el cuidado de la higiene personal como así también la limpieza de los espacios comunes como las escuelas.

“Hemos emitido una circular, tanto a las instituciones educativas de gestión estatal como las privadas, con las recomendaciones que nos hizo llegar el Ministerio de Salud”, reveló la máxima autoridad educativa. Además recomendó a los “colegas docentes que si ven a alguno de sus alumnos con síntomas gripales, inmediatamente avisen a los padres para que puedan llevarlo al médico”.

“La recomendación es no cerrar las escuelas, sino sostener las medidas de higiene personal, la ventilación de los espacios cerrados y sumar los conceptos de prevención a la educación que impartimos a nuestros alumnos”, agregó.

RECOMENDACIONES PARA ESCUELAS

El Ministerio de Salud Pública recomendó que las escuelas tienen que servir como centro de información para promover actividades que reduzcan la transmisión de la gripe.

Los estudiantes y el personal de las escuelas deben seguir las medidas de higiene individual y ambiental:

-Mantener la higiene de superficies particularmente en los lugares o elementos que sean de uso público (mesas, computadoras, teléfonos, barandas, utensilios, baños y cocinas).

-Airear y ventilar los ámbitos concurridos, aún con temperaturas bajas.

-El personal de las escuelas debe estar atento de observar si los alumnos presentan síntomas de gripe y comunicar a los respectivos padres y referentes de Salud escolar.

-Contar con un listado actualizado de los trabajadores del organismo que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad por estar dentro de la población de riesgo, monitoreado, las medidas de higiene individual y ambiental para reducir la propagación de la gripe.

GRIPE O INFLUENZA

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Existen tres tipos de virus de la gripe, de los cuales A y B son los más frecuentes.
La cepa A H1N1 ahora es estacional, por eso la vacuna antigripal incluye esta cepa (entre otras). Los grupos de riesgo pueden recibirla gratis en hospitales y centros de salud.

¿Cómo se transmite?

La gripe -al igual que otras infecciones respiratorias- se transmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.

¿Cuáles son sus síntomas?

Esta enfermedad se manifiesta con:

  • Fiebre mayor a 38 ºC.
  • Tos.
  • Congestión nasal.
  • Dolor de garganta, de cabeza y muscular.
  • Malestar generalizado.

En los niños pueden presentarse también:

  • Problemas para respirar.
  • Vómitos o diarrea.
  • Irritabilidad o somnolencia.

Ante estos síntomas, es necesario consultar al centro de salud para recibir atención médica. Los síntomas suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, personas de edad y personas aquejadas de otras afecciones
médicas graves, la infección puede conllevar graves complicaciones, provocar neumonía e incluso causar la muerte.

¿Cómo se puede prevenir?
Para evitar el contagio, es importante:

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.
  • Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.
  • Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.
  • Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.
  • No compartir cubiertos ni vasos.
  • Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.

Vacunar anualmente a todas aquellas personas que pertenezcan a grupos de riesgo de presentar complicaciones por influenza de acuerdo al Calendario Nacional de Vacunación:

  • Bebés entre 6 y 24 meses
  • Mujeres embarazadas en cualquier momento de la gestación
  • Puérperas hasta el egreso de la maternidad (si no se vacunaron durante el embarazo)
  • Adultos mayores de 65 años
  • Trabajadores de la salud
  • Personas con enfermedades respiratorias y/u otras enfermedades crónicas o graves

La vacuna antigripal (que este año incluye 3 cepas: Influenza A H3N2, Influenza B y la cepa AH1N1) está disponible en los 8600 vacunatorios de todo el país, a donde pueden acudir y aplicársela de forma gratuita aquellas personas que integran los grupos de riesgo, y entre éstos las embarazadas y los niños menores de dos años de forma prioritaria.

¿Cuál es el tratamiento?
La mayoría de los pacientes sólo requieren tratamiento sintomático, como antitérmicos, reposo e hidratación. Sin embargo algunos pacientes con enfermedades crónicas deben recibir tratamiento específico con antivirales, por lo que debe consultarse en un centro de salud.