NOTICIAS -

La docencia misionera se potencia de la mano del diseño de videojuegos

La Escuela de Videojuegos, presentada en noviembre del 2022, es una propuesta elaborada por la Dirección de TIC del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, y llevada adelante de la mano de Conectar Lab Posadas y Educ.ar, sociedad del Estado. Su objetivo es aprovechar el equipamiento de estos espacios y organismos y redirigirlos hacia proyectos de innovación, en articulación con escuelas secundarias, especialmente las orientadas en arte y en informática.

Hector Enrique Morais, profesor de música, comparte su experiencia dentro del laboratorio de videojuegos para docentes, “Es una experiencia espectacular, genial. Los músicos no pueden quedar afuera de los avances tencológicos, estas formaciones son muy interesantes”. Destaca que abre las posibilidades a la hora de crear nuevos posibles escenarios de aprendizaje que resulten estimulantes para los estudiantes.

La escuela N° 827 presentó su videojuego “La aventura mística de Ruby y Lobby Rab en las Cataratas del Iguazú”, realizado por los estudiantes de quinto A y B, acompañados por sus docentes y por los talleristas. El juego cuenta con seis niveles donde la programación, el diseño de sonido, de personajes, de los niveles, todo fue hecho por distintos grupos de estudiantes trabajando y aprendiendo juntos de forma multidisciplinar. Toda la narrativa de la historia de aventura situada en nuestra región, con una protagonista simpática y traviesa que vive escenarios mágicos, también fue resultado de la creatividad de los jóvenes trabajando en taller.

Adriana Sanabria, docente de la escuela, compartió que “participaron alrededor de 40 estudiantes en este proceso que tomó varios meses, requirió mucho acompañamiento docente y que nosotros también nos capacitemos con los tramos de formación del Ministerio de Educación para poder acompañar adecuadamente a nuestros estudiantes durante todo el proceso”.

La propuesta de formación docente se presentó en cinco cursos modulares, en modalidad presencial, donde se cubrió la narrativa, el diseño visual, la música y sonido, la programación y la gamificación de los contenidos. El objetivo es que los docentes puedan abordar contenidos esenciales utilizando todas las herramientas que se ponen en juego durante la producción. Este orgullo misionero es uno de los primeros y pocos espacios en el país destinado al desarrollo y prototipado de videojuegos realizados por y para adolescentes y junto a sus docentes, en el sistema escolar formal.